maria-sharapova   1810644-38210171-2560-1440

 

Ayer me hicieron una “sugerencia”, que le echara un vistazo al video en el que aparece Sharapova diciendo que ha dado positivo en un test de drogas y dando explicaciones por ello. Como me pareció interesante, revisé varios videos de entrevistas que le habían realizado a Sharapova y después hice un pequeño análisis del video en cuestión. Aquí os dejo algunas apreciaciones.

El tono general es de abatimiento, tristeza, se aprecia tanto en las expresiones faciales como en el tono de voz, y hay que admitir que ella ha sido muy valiente al salir sola a dar explicaciones delante de los medios de comunicación y admitiendo preguntas. Ahora bien, a nosotros nos contratan para detectar aquellos indicios más sutiles y os comento alguno.

  • Comunicación Verbal: Habla constantemente en primera persona del singular y asumiendo ella sola toda responsabilidad por lo sucedido. Hasta ahí nada que objetar, si no fuera porque dice que no conocía el otro nombre que tenía ese medicamento y que no sabía que estuviera prohibido. Si eso fuera así, es de esperar que el tono de la persona fuera, además de triste por el problema que tiene encima, de enfado, bien hacia ella misma por no prestar atención a ese detalle, bien hacia su médico, coach, etc.. (Supongo que estas competidoras de élite tiene un séquito importante de personas que están pendientes de cosas como sobre qué sustancias puede o no tomar) por no haberle comunicado ese tipo de cambios, pero en vez de eso, se auto inculpa solo a ella. ¿A lo mejor sabía más de lo que dice y por eso no se puede enfadar con nadie?
  • Comunicación Corporal (Facial): Nuevamente detectar tristeza es de esperar y, como he dicho antes, el enfado también, si es que es verdad que no sabía nada de la prohibición de dicha sustancia, sin embargo el enfado no se detecta a en ningún sitio. Lo que si se detectan son algunas incongruencias:

• La primera, cuando dice que la sustancia tenía otro nombre “…Madonia que no conocía.” Cuando dice Madonia baja la vista a modo de Resignación o Vergüenza del tipo “la he liado, lo siento” y no se aprecia que diga que NO con la cabeza. Si en realidad no lo conocía, nadie se lo dijo y no fue fallo suyo, debería de haber mostrado algo de enfado, pero no se aprecia.
• La segunda, es cuando dice que la sustancia había sido prohibida y que no lo conocía negando con la cabeza, sin embargo, baja los párpados nuevamente a modo de Resignación, se toma su tiempo, traga saliva, suspira notablemente y como ya se ha liberado de lo que quería decir, ahora es cuando se le aprecia una cara de mayor satisfacción. De hecho si continuamos viendo el video, después hasta hace bromas y se ríe. Este tipo de comportamientos los hemos visto en aquellas personas que están ocultando lo que quieren decir, y que cuando creen que han conseguido embaucar a la audiencia, se liberan del peso (habitualmente con un suspiro más o menos notorio) y después se les ve cara de satisfacción (algo poco congruente con la gravedad de la situación). De nuevo, si en realidad no conocía es prohibición, nos falta detectar algo de enfado.
• Y la tercera, cuando dice que esa sustancia le fue dada por su médico, es decir, está asintiendo verbalmente, y sin embargo niega con la cabeza y cierra los ojos a modo de no querer ver lo que acaba de decir (la mayoría de las veces ocurre esto cuando no se está de acuerdo con lo que se ha dicho)

Podéis ver estos indicios en el siguiente video:

No obstante, todos estos indicios son circunstanciales, para tener una mayor certeza es conveniente poder entrevistar al sujeto en cuestión para contextualizar más y mejor todos estos indicios que se van detectando a lo largo de este video o de la entrevista que se estuviera manteniendo con Sharapova (en este caso). Pero lo que en principio vemos como alguien triste, compungida, reconociendo los hechos, en realidad no es tal reconocimiento ya que si bien reconoce que la culpa es suya, lo hace apelando a que no conocía el otro nombre de la sustancia, ni la prohibición (entiendo que para que la sanción sea más benévola), sin embargo, precisamente en esos momentos de su intervención, parece que el cuerpo nos cuenta otras cosas que no están tan en línea como lo está su comunicación verbal.

Esperando que os haya resultado de interés, recibid un cordial saludo.
Juan Angel Anta